Programas

Programas

Primero hacemos una valoración integral de los procesos que hacen posible el aprendizaje, es decir procesos cognitivos, procesos motores-sensoriales, procesos de lenguaje y pensamiento, procesos académicos, procesos afectivo-emocionales, motivacionales; y ambientes óptimos para el aprendizaje. Valoración que se puede hacer de manera individual o grupal. A partir de los resultados de dicha valoración se elabora un plan de apoyo para nivelar los procesos que presentan vacíos o potencializar los procesos fuertes. 

El aprendizaje requiere de diferentes procesos los que en ocasiones el niño, adolescente o jóven no han consolidado en su totalidad. Nosotros nos encargamos de definir estos procesos en términos de debilidades o vacíos, pero también de fortalezas u oportunidades, para luego, a través de un apoyo,  nivelarlos o potencializarlos.