La Rutina Ideal. Mucho más que Cantaleta, genera Estructura Mental

Jueves, Octubre 12, 2017

El sentido de la Rutina no está simplemente atada a cumplir con las tareas del colegio o cumplir con sus deberes del hogar; la rutina tiene todo un sentido de Organización, Planeación, Priorización. La rutina enseña una Conciencia y manejo del Tiempo, de organización en el Espacio. Planeación y Priorización de las acciones. La rutina en la tarde, después de la llegada del colegio, es fundamental para seguir fomentando que el niño sea Organizado, Disciplinado, Responsable, Atento, Autónomo y Seguro.

Y sin seguir con la Teoría, voy a hacer una descripción detallada de cómo se construyó una rutina, ideal, de un niño como Emilio, de 9 años de edad.

  1. Emilio llega del colegio, saluda y cuenta de forma breve como le fue ese día.  Lo profundo lo dejamos para la noche, en la rutina de dormida.  En ocasiones respode “Biieeenn””, “Igual que siempre”.  Igual se debe preguntar. 
  2. En su cuarto se cambia el uniforme del colegio y se pone algo más cómodo. Deja la ropa sucia en la cesta, doblando lo limpio. Aprovecha y saca el uniforme del otro día, el que también deja doblado sobre una silla. Toma de 5 a 10 minutos en esta actividad.  Al inicio era natural escuchar: “Voy a sacar la ropa más tarde”, “Déjame estar así”… Pero después de unos meses de insistir en la rutina, lo hace de forma automática.
  3. Baja al comedor y toma onces. Se sienta en la mesa y sin distracciones, es decir, no televisión, no tablet, no celular, ni de riesgo videojuegos. “¡Claro que peleó por esto!”, “Mamá estoy aburrido, quiero ver televisión”. Pero ya sé que debe estar en un lugar tranquilo, silencioso para que dedique unos 15 a 20 minutos a la actividad de comer.  Ya está acostumbrado a este hábito, y le gusta.  Nunca se le calienta la comida si se le enfría.  Después del tiempo asignado, lo que no se come, se le retira y se le sirve de comida en la noche, “Nunca, pero Nunca se bota la comida”, me escuchaba. Siempre quiere picar algo entre comidas, pero “Debes espera la hora de comer”, insisto. Y si espera, tiene hambre cuando le sirvo la cena y se come todo.  Yo descubrí que me debo sentar a comer con él, pues es la única manera de enseñarle Modales en la Mesa, que “Todo se Come”, que “No se Riega”, que “Comemos con la boca cerrada”, que “No se Levanta hasta que termine”… Que “Comemos verduras, frutas y todo lo que no se ve tan atractivo”. Siempre un “Gracias Dios por esta comidita”.   
  4. Luego de comer se Lava las Manos para alistarse a hacer sus tareas.  “Debemos ahorrar agua”. “Si salpicas limpia”. “Deja el Baño como lo Encontraste”.    
  5. Luego Emilio se sienta a hacer sus tareas. Limpia el espacio de todas las distracciones, es decir, sin televisión, ni música, ni celular, menos videojuegos. Esto le garantiza mejor concentración, es decir, terminar en menor tiempo. El lugar de estudiar es uno tranquilo y agradable, tiene luz natural y una lámpara cerca. Tiene una mesa de un tamaño medio y con una silla adecuada para su estatura, es decir, las piernas no pueden quedar bailando, y la espalda debe quedar recta, la cola sobre la silla y la mesa a una altura indicada para poder escribir. “Que desastre cuando tenía una silla reclinable y rotatoria”, su cuerpo constantemente permanecía en movimiento. Durante una hora se realizan las “Actividades Académicas”. Así las llamamos pues en caso tal que no tenga tareas del colegio debe hacer algún refuerzo, estudiar una materia que se le dificulte, explorar, hacer una investigación, proyecto, experimento o leer un libro. Que problema cuando se llamaba “Hora de Tareas”, si no traía tareas no hacia nada pues “No me dejaron tareas” y en ocasiones él mismo decidía “No tener tareas para no Hacer Nada”.   Un reloj cerca para que ralice un auto-control del tiempo que demora por tarea. El mismo se programa cuanto demorará en cada una.  Yo debo estar a una distancia media, no muy cerca, no muy lejos. “No tan cerca como para que dependa de mí. No tan lejos como para que se pierda”. “Mientras él hace lo suyo yo hago lo mío, esto me Disminuye a mí la necesidad de Controlar la Tarea”.   En ocasiones escucho: “No entiendo, ¿me ayudas?”. Mi respuesta, “Intenta comprender solo”, “Si te falta información investiga en Internet”… lo que trato es de orientar, supervisar, “Enseñarle a Resolver”, no darle fácilmente la salida, la instrucción, la información.   Creo que esta frase la he entendido con el tiempo “Debo Enseñarle a hacer y No Hacer por él”.  Termina, guarda todo en su maleta y limpia el lugar donde trabajó. Deja todo como lo encontró.  
  6. Luego sigue la parte más atractiva de la rutina, una hora de descanso, hora de juego, lúdica o “Libre”. Y esto significa “hacer lo que quiera”. Claro está, dentro de unos parámetros o límites.  Que vea televisión, que juegue en el computador, que hable por teléfono. ¡Es una hora que se ha ganado!. 
  7. Sigue el organizarse para ir al colegio, al otro día. Emilio revisa el horario, saca el uniforme, embola los zapatos o limpiar los tenis.  Dejar todo listo y doblado para que al otro día todo esté a la mano.
  8. Hora de comer “En Familia”. Entendí que aprenden de lo que ven, y esto sucede en todo, incluyendo para los hábitos de alimentación. Si yo como verduras, frutas, sopa… él al final hace lo mismo aunque cuestione para iniciar.  De la misma manera debo dar ejemplo de no aparatos electrónicos en la mesa, no responder el WhatsApp. En ocasiones hablamos, en ocasiones nadie dice nada… no importa, al final estamos compartiendo. Como todos los hábitos, luego de una serie de repeticiones el niño se acostumbra, se habitúa y le gusta.
  9. Luego se lava lo dientes, en el baño y sin desperdiciar agua. 
  10. Y a dormir!  Yo a descansar!!!!

 

--------------------------------------------------------------------------

Si quieres saber un poco más sobre los Tiempos de Organización en la Tarde, te podemos orientar. Equipo de Psicólogos expertos en Pautas de Crianza de Ludikcenter.  2741162.  3165292473